Tineo, un Alto en el Camino

 

De los aproximadamente 315 kilómetros del Camino Primitivo entre Oviedo y Santiago, cerca de 40 cruzan el concejo de Tineo de Este a Oeste, por parajes de gran encanto natural y con panorámicas impresionantes de las sierras del Suroccidente asturiano.

 

El peregrino se adentra en el Concejo de Tineo por La Espina,  límite con el municipio de Salas, y siguiendo el itinerario, visita varios puntos de interés:

 

  • La Pereda - El viajero que va hacia Santiago entra en el concejo de Tineo por este pueblo ganadero. Aquí se encuentra con la ermita del Santo Cristo de los Afligidos, en el barrio del Humilladero, de gran tradición jacobea.
  • El Pedregal - Donde orientan al caminante la iglesia de los Santos Justo y Pastor y un hermoso y sencillo humilladero, que indica al peregrino el camino a seguir, ambos del siglo XVII.
  • Campo de San Roque - Lugar simbólico para los tinetenses, donde se encuentra la Capilla de San Roque, construida a finales del siglo XIV, cuando los peregrinos franceses hicieron popular la imagen del santo y su perro.
  • Paseo de los Frailes - Camino de tradición jacobea, bordeado de árboles milenarios, desde el que se contemplan maravillosas vistas. Aquí se encuentra la escultura y reloj de sol en honor a los peregrinos.
  • Tineo - Capital del concejo e importante villa del occidente de Asturias. Declarada Conjunto Histórico, con muestras arquitectónicas desde el Románico a nuestros días. Sus barrios de Pico la Villa y Fondos de Villa conservan la arquitectura tradicional.
  • Las Canteironas - Vistas panorámicas.
  • Obona - Monasterio de Santa María la Real. Desde 1222 es paso obligado del Camino Primitivo. En su interior destaca una talla del crucificado del siglo XIII de marcado estilo sobrio.
  • Borres - Aquí se fundó en el siglo X el primer hospital de peregrinos del que se tiene noticia.
  • Desvío para ir por la Sierra de Hospitales - La vía más antigua, de más de 20 kilómetros, que conduce por esta sierra hasta el Alto del Palo (1.100 metros). En este lugar llegaron a existir hasta cuatro hospitales que daban auxilio a los peregrinos. Antes de optar por esta ruta hay que tener en cuenta las condiciones climáticas, con especial atención al riesgo de nieblas que dificultarían encontrar las señales del camino, así como llevar suficientes provisiones de agua y alimento.
  • Lavadoira - Límite del municipio de Tineo con el de Allande. En este alto se adivina un cómodo descenso a la Pola de Allande.