Visor de contenido web Visor de contenido web

Caza y Pesca en Tineo

LA CAZA EN EL CONCEJO DE TINEO

El Concejo de Tineo cuenta con una importante riqueza cinegética. En la modalidad de caza mayor destacan el jabalí y el corzo, el venado y en menor medida, el rebeco. En la modalidad de caza menor, destaca la arcea, la perdiz roja y la liebre.

Ya el rey de León Alfonso IX, protector y amigo de Tineo, era buen conocedor de la riqueza cinegética del concejo y, con tal fin, durante su largo reinado (1188-1230) recorrió bosques, montes y vegas. Se dice que se dedicó a la montería de osos por la vega de Mañores en otoño de 1216.

El rey Alfonso XI cita en el libro de montería, completo tratado de caza mayor por él escrito: «buenos montes de oso en verano y de puercos (jabalíes)...».

La práctica totalidad del concejo constituye un coto regional de caza administrado por la Sociedad Venatoria de Tineo. Esta sociedad, mediante la ordenación y vigilancia de la caza, ha incrementado en los últimos años la riqueza cinegética de la zona.

El visitante no socio del coto también puede practicar la caza obteniendo el correspondiente permiso de la Sociedad Venatoria de Tineo.

 

Más información: Sociedad Venatoria de Tineo 

 

LA PESCA EN EL CONCEJO DE TINEO

Para el desarrollo de la pesca, existen en Tineo dos cuencas fluviales, de renombre internacional: La Cuenca del Esva y la Cuenca del Narcea.

La Cuenca del Esva es, entre las grandes cuencas de Asturias, la que conserva en mejor estado tanto su área de abastecimiento como sus características hidrológicas, en ella las especies que se pueden pescar son el salmón, la trucha migratoria o reo y la trucha común. En esta cuenca se encuentra prohibida la pesca de la anguila.

En la Cuenca del Narcea, se pueden pescar la anguila y la trucha común. A causa de la existencia de embalses, como el de Pilotuerto y la Florida, para el aprovechamiento hidroeléctrico, no existen el salmón ni reo, ya que impide las inmigraciones de estas especies.

Se necesitan permisos nacionales y autonómicos para el desarrollo de esta actividad.